Programa PODEMOS

Patrimonio

El patrimonio comprende una multitud de expresiones artísticas materiales e inmateriales, formas de arte, arquitectura, paisaje cultural, costumbres, tradiciones populares, y un sinfín de elementos que han ido constituyendo una identidad diversa que hoy compone la idiosincrasia de la Cultura Vasca. Su conservación ha de ser una obligación y un derecho y se ha de reconocer su importancia dentro de la industria del turismo cultural con todo el valor económico que esto conlleva. La adecuada gestión y realización de políticas de patrimonio sirve como motor del desarrollo social, fomenta el turismo responsable y sostenible, posibilita la rehabilitación de entornos urbanos y rurales, y genera un potente valor identitario por sí mismo. La riqueza y diversidad patrimonial de Euskadi no ha contado con políticas de altura por parte de la administración, se ha visto drásticamente recortada su inversión y se invisibiliza su potencial económico. Citamos como ejemplo la desprotección de la cueva de Praileaitz o la destrucción del patrimonio industrial al amparo de los planes de regeneración urbana. La gestión del patrimonio tiene un gran potencial en la creación de empleo y ayuda en la consolidación de la habitabilidad de los territorios mediante la puesta en valor de elementos que forman parte de su propia identidad; por esto desde Elkarrekin Podemos proponemos las siguientes medidas: Coordinar desde el Gobierno Vasco un plan de acción con las Diputaciones Forales para garantizar la conservación del patrimonio histórico y cultural, así como promover el enriquecimiento del mismo y fomentar el acceso de toda la ciudadanía. Proteger el patrimonio rural como asunto de interés general por su autenticidad, su fragilidad y por ser el más claro reflejo de la interacción del ser humano en el territorio a lo largo de los siglos.

Aplicación real y responsable del 1% cultural que deberá ser aplicado a todos los bienes culturales, no sólo a los inmuebles. Irá destinado al ​Fondo Social de la Cultura y desde allí será regulado con total transparencia en la adjudicación, haciendo campañas de divulgación para que las entidades que pueden solicitarlo estén informadas, tal y como contemplará la nueva ​Ley de Mecenazgo y Patrocinio​. Se asignarán los proyectos mediante un código de equilibrio geográfico y equilibrio entre los distintos aspectos del patrimonio (investigación, difusión, intervenciones, etcétera) y los diferentes tipos de patrimonio, realizándose así la ampliación efectiva del principio de solidaridad establecido en la Constitución.

Desarrollaremos ​medidas en materia de financiación de las actividades arqueológicas previas de carácter obligatorio en las obras de construcción y en los casos reflejados en la Ley de Patrimonio Cultural, a fin de facilitar el que los promotores inmobiliarios realicen dichas actividades. Esta medida contribuirán a fomentar el deseo de la sociedad civil de habitar en los cascos históricos municipales y evitará que se aprueben presupuestos cada vez más bajos en la investigación e intervención arqueológica, hecho que ha provocado una pérdida de la calidad de la investigación del patrimonio intervenido, su degradación y la percepción de irresponsabilidad de la Administración por parte de la ciudadanía.

Promover la ​conservación de los aspectos del Patrimonio Vasco en riesgo de desaparición. Dar el reconocimiento y protección que se merece al ​Patrimonio Industrial Vasco y al patrimonio del siglo XX​,sin descuidar otros patrimonios sensibles.

Fomentar el conocimiento del patrimonio a todos los niveles educativos y potenciar en especial la formación de los profesionales que intervienen directamente en su conservación.

Cambiar la Ley de Patrimonio Vasco para ser pioneros en la defensa de los profesionales de la conservación y restauración del patrimonio.

Sensibilizar a la población sobre el aprecio y el valor de todo su patrimonio cultural como motor del turismo cultural y referente de su memoria histórica colectiva.