Programa PODEMOS

LGTBIQ+

Vivimos en una sociedad heteropatriarcal que invisibiliza a las personas que no siguen la normatividad heterosexual. Colectivos como LGTBIQ+ (lesbianas, gays, transexuales, transgéneros, bisexuales, intersexuales, queers, etc.), cuya existencia es continuamente ocultada, tienen derecho a que se reconozcan sus derechos así como a vivir su identidad de género y sexualidad en la forma que hayan elegido, sin que ninguna persona tenga derecho a negarlo y a no reconocerlo.

La identidad de género o la orientación afectivo-sexual no puede ser un obstáculo para vivir una vida libre de violencia y de discriminaciones de cualquier tipo. Debemos avanzar hacia un sistema social en el que no existan relaciones desiguales de poder basadas en el género. Queremos ser valoradas y educadas sin estereotipos de conductas y prácticas basadas en conceptos de inferioridad y subordinación entre los sexos, contribuir al desarrollo y el bienestar de la sociedad y participar en igualdad de condiciones en la vida política económica, social, cultural o de cualquier otra índole, disfrutando así de los derechos humanos universales.

Elkarrekin Podemos es consciente de la existencia de un colectivo de personas intergénero, sistemáticamente oprimido e invisibilizado por las instituciones, la práctica médica y la sociedad en su conjunto. Por eso, reconocemos también la legitimidad de identidades de género alternativas.

Entre las personas con identidades de género alternativas, o no-cisgénero, se incluyen las personas transgénero, así como aquellas con identidades de género no-binarias (tales como agénero, bigénero, intergénero, tercer género, etc). Elkarrekin Podemos reconoce la libertad de cada individuo para elegir y afirmar su identidad de género.

Desgraciadamente, los Delitos de Odio y la LGTBIQ+fobia sigue instaurada en nuestra sociedad, derivada del modelo heteropatriarcal. Cada vez son más las personas que se atreven a denunciar pero aún son muchas las que, por miedo, callan. Esta situación debe acabar, los Delitos de Odio deben erradicarse de raíz, desde los comentarios, chistes denigrantes e insultos hasta las agresiones y los asesinatos. Elkarrekin Podemos se muestra sin ninguna fisura en contra de cualquier tipo de demostración de homofobia, lesbofobia y transfobia, y para ello debe trabajar para su total erradicación.

Para trabajar en la visibilidad del colectivo LGTBIQ+ y para erradicar los Delitos de Odio y la LGTBIQ+fobia proponemos las siguientes medidas:

Puesta en marcha de estudios y campañas que visibilicen la realidad del colectivo LGTBIQ+. Sólo conociendo la realidad se pueden tomar decisiones acertadas para luchar contra la discriminación.

Desarrollo de campañas contra los Delitos de Odio y la LGTBIQ+fobia en todos los ámbitos sociales, atendiendo especialmente al ámbito educativo, cultural, de ocio y deportivo.

Desarrollo de una Ley Vasca de Protección contra la Discriminación por Orientación Sexual y desarrollo pleno de la Ley Vasca de Transexualidad.

Puesta en marcha de un teléfono de atención a las víctimas de Delitos de Odio para denuncia, consulta y asesoramiento. Apoyo a proyectos enfocados al respeto de los Derechos Humanos especialmente en países en los que la comunidad LGTBIQ+ es ilegal.

Lectura de Declaraciones Institucionales tanto el 17 de mayo, Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, y el 28 de junio, Día Internacional del Orgullo LGBTIQ+.

Contar con dichos colectivos para todos aquellos asuntos en los que estén implicados y tomen parte en las decisiones que les afecten. Reconversión del servicio Berdindu para acoger un Consejo Asesor de las políticas de diversidad de género, que sea el encargado de diseñar las políticas específicas del Gobierno Vasco en esta área.

Impulsar la revisión de la Ley 3/2007 de Identidad de Género para la despatologización de la transexualidad e intersexualidad. Supresión, en la documentación oficial, de requisitos, contenidos, menciones y signos discriminatorios hacia cualquier orientación sexual o de género.

Implementar un proceso de formación en las Fuerzas de Seguridad de Euskadi sobre la diversidad afectiva, sexual y nuevos tipos de unidades convivenciales, para el establecimiento de un protocolo que garantice una mejor atención a estos colectivos. Elaboración de un protocolo policial contra los Delitos de Odio.

Inclusión de la casilla de género no binario u otro en los documentos oficiales que hagan referencia al género de la persona. Asistencia pública y gratuita para todas aquellas personas que hayan huido de sus respectivos hogares de residencia como consecuencia de la discriminación y exclusión por su identidad de género u orientación sexual. Las administraciones deberán facilitar la ayuda necesaria tanto psicológica como de orientación jurídica, pisos de acogida, etc.

Imposibilidad de que ninguna entidad pública ni privada pueda exigir la auto identificación o etiquetación pública de género o sexo de ninguna persona si no es estrictamente necesario. Realización de estudios sobre la situación de acoso y violencia LGTBQIfóbica en los centros educativos vascos y articular un plan integral que luche de una manera efectiva contra el bullying homofóbico en las escuelas.

Impulso de normas que garanticen la imparcialidad en la adopción, primando siempre el interés del menor y no la orientación sexual o identidad de género de las personas solicitantes.