Programa PODEMOS

Gestión de Recursos Naturales

Agroganadería

El PIB agrario representa menos de un 1%. Sin embargo, la actividad agraria ejerce un papel fundamental en la gestión del territorio y se trata de un sector estratégico en la CAPV.

En el sector agrícola son varios los problemas que encontramos en la CAPV: la cada vez mayor proporción de tierra utilizada para agricultura intensiva, la falta de relevo generacional, el uso de fertilizantes y productos fitosanitarios, muchos de ellos nocivos tanto para las personas que trabajan en el campo como para quienes consumirán los productos agrícolas o el cambio de uso de tierra en suelo urbanizable.

En el sector ganadero, la situación tampoco es mucho mejor. La importación masiva de piensos elaborados a partir de especies genéticamente modificadas (piensos transgénicos) y la estabulación de la cabaña ganadera para incrementar su productividad no han dado como resultado un incremento de los márgenes de venta para los y las baserritarras. Al contrario, la situación del sector cárnico y lechero es cada año más crítica y, lo que es peor, sin perspectivas de mejora, a pesar de tratarse de producción extensiva en mayor parte.

Gran parte de la responsabilidad por esta situación del sector agroganadero vasco recae en las grandes corporaciones agroalimentarias y del sector de la distribución, que acaparan el margen de beneficio que de otra manera quedaría en las economías locales, y que promueven la importación masiva de alimentos baratos con el único fin de fijar los precios de los alimentos, tanto en origen como en los puntos de venta.

Frente a este modelo en Elkarrekin Podemos optamos por la transición hacia una agricultura y ganadería ecológicas, menos intensivas en insumos, más diversas, protectoras del suelo, capaces de producir alimentos saludables y de calidad, intensivas en empleo y que permitan que los beneficios queden en las economías locales. Asumimos las propuestas del movimiento europeo por la Soberanía Alimentaria y otra Política Agraria Común. Entre otras medidas, nos comprometemos a poner en práctica las siguientes líneas de actuación:

Potenciaremos y dotaremos de los medios necesarios al Consejo Vasco de la Producción Ecológica (ENEEK), a fin de que pueda mantener el ritmo actual de crecimiento de la superficie ecológica certificada en Euskadi (10% anual).

Promoveremos sellos y/o certificaciones que fomenten el comercio de proximidad y ecológico.

Aplicaremos el marco del PDR que promueve la retribución de la agricultura y ganadería ecológicas realizadas en espacios naturales protegidos de la CAPV, así como los agrosistemas de alto valor natural y la ganadería extensiva de montaña, por su importante papel como garantes de los valores ecológicos y paisajísticos de esos territorios. Todo ello, poniendo los medios necesarios que lo hagan compatible con la supervivencia de las especies de fauna salvaje en peligro de extinción. Además, queremos facilitar la certificación ecológica de los pastos de montaña ubicados en espacios protegidos y zonas de alto valor ecológico de Euskadi.

Crearemos una Comisión Permanente de Agricultura y Medio Ambiente, con capacidad decisoria, para el análisis y acción coordinada en materia de medio ambiente, biodiversidad, agricultura, ganadería y pesca y en defensa de las personas profesionales del campo.

Se sustituirá el actual modelo paliativo por otro preventivo, con ayudas públicas para la protección de los cultivos y el manejo y el cuidado del ganado.

Apoyaremos la implantación de modelos y prácticas agrarios que mejor contribuyan a la conservación de la biodiversidad, impulsando el mantenimiento de la actividad agraria. Apostamos por agricultura familiar frente a macroexplotaciones.

Defenderemos la preservación del suelo rural con los instrumentos de ordenación del territorio existentes, así como a través de la realización de inventarios que cataloguen todo el suelo y establezcan las unidades agrológicas a mantener prioritariamente, por su calidad y continuidad territorial.

Impulsaremos herramientas como los bancos públicos de tierra y el apoyo a la transmisión de tierras por parte de personas en edad de jubilación/prejubilación que afronten el minifundismo actual y la incorporación de nuevas personas a la actividad agrícola y se rejuvenezca así el sector.

Mejoraremos los criterios de condicionalidad agraria, teniendo en cuenta las especificidades del territorio, y establecimiento de un sistema de seguimiento que permita valorar con rigor sus efectos sobre el medio ambiente en general, y sobre la biodiversidad en particular.

Incluiremos en la evaluación intermedia del PDRs un análisis de detalle sobre sus efectos en la biodiversidad y una revisión de las medidas agroambientales, con el objeto de incorporar los cambios necesarios para suprimir los impactos negativos sobre la biodiversidad y promover los impactos positivos.

Promoveremos un enfoque integral y multifuncional en la gestión de las explotaciones agrarias, que les permita desarrollar su potencial para la conservación de la biodiversidad y la provisión de servicios ambientales al resto de la ciudadanía.

Como “Zona Libre de Cultivos Transgénicos” que está declarada la CAPV, participaremos activamente en las acciones de la Red de Regiones europeas que se declaran libres de cultivos transgénicos.

Compromiso de información sobre los inconvenientes para la salud de las personas y el medio ambiente de la utilización de pesticidas y herbicidas con el glifosato, en aplicación del principio de precaución.

Estudiaremos de la posibilidad de regulación normativa de plaguicidas y de abonos no orgánicos y de erradicación de los químicos de síntesis.

Pondremos en práctica de planes de sensibilización y formación de los ganaderos vascos en torno al correcto manejo y gestión de purines generados en las explotaciones ganaderas.

Subvencionaremos la restauración de los paisajes agrarios afectados por los procesos de concentración parcelaria realizados en territorio alavés, con la reintroducción de setos arbustivos y especies autóctonas que favorezcan la creación de hábitats favorables para la fauna silvestre y aporten diversidad al paisaje rural.

Incentivaremos la creación y pervivencia en el tiempo de cooperativas de comercialización y/o transformación, que den un valor añadido a la producción agroganadera vasca y faciliten la negociación de los precios con el sector de la distribución.

Desarrollaremos el consumo de cercanía y de productos ecológicos, así como la creación de lazos directos entre consumidores y productores mediante mercados municipales o comarcales estables, donde los productores locales puedan realizar la venta directa o el abastecimiento a grupos de consumo organizados en torno a ellos.

Apostamos por el mantenimiento de las razas ganaderas autóctonas vascas y por la conservación de las variedades tradicionales de especies cultivables, a través de bancos públicos de semillas que promuevan el registro de las variedades vegetales para evitar su apropiación por parte de las corporaciones agrotecnológicas, con el fin de fomentar su uso y comercialización.

Exigiremos un etiquetado específico para todos aquellos productos cárnicos y lácteos procedentes de ganado alimentado con piensos transgénicos que se comercialicen en Euskadi, a fin de evitar el actual fraude que sufren las personas consumidoras que desean conocer dicha información.

Promoveremos la creación de un mercado vasco de cereales y herbáceas (con ventajas e incentivos fiscales), y de un banco de compost y materia orgánica, a los que puedan acudir las cooperativas agrarias y ganaderas en busca de insumos de calidad a precios asequibles.

Realizaremos un estudio pormenorizado de las cargas ganaderas de las MUP (Montes declarados de Utilidad Pública) de la CAPV. Conociendo las zonas donde hay sobrecarga y trabajando para llegar a un equilibrio de cargas ganaderas adecuado a la capacidad de cada monte, instando a los Departamentos de las Diputaciones Forales a la elaboración de planes de gestión de los pastos mediante cargas ganaderas adecuadas.

Gestión Forestal

En materia de política forestal, defendemos una gestión forestal sostenible que proteja el suelo, el bosque, la biodiversidad y los paisajes. Es decir, proponemos una política forestal radicalmente distinta a la que se ha llevado a cabo en Euskadi a lo largo de las últimas décadas:

Allí donde se han primado las plantaciones de pinos y eucaliptos que proporcionan madera barata para la industria papelera y para otros usos de bajo valor añadido, Elkarrekin Podemos propone incentivar la repoblación paulatina con especies de crecimiento medio-lento y alto valor maderero (roble, castaño, cerezo, abedul…), subvencionando a los propietarios de estos terrenos. Promoveremos la denegación de subvenciones a plantaciones de especies exóticas en la CAPV a través de la revisión intermedia de la PDR.

Fomentaremos las restauraciones forestales de terrenos degradados y la sustitución progresiva de repoblaciones en espacios de la Red Natura 2000 con especies alóctonas, con especies autóctonas, que responden con mayor eficacia a la potencialidad ecológica del territorio.

Promoveremos figuras de protección específicas que regulen los usos forestales permitidos en los MUP.

En lugar de las habituales cortas a matarrasa y la plantación con maquinaria pesada, promoveremos la obligatoriedad del manejo forestal con métodos menos dañinos, como la entresaca o el aclareo.

Reforzaremos los controles para evitar la entrada a Euskadi de madera o biomasa forestal de especies en peligro de extinción o procedente de selvas tropicales sin certificación de gestión forestal sostenible y potenciaremos los circuitos cortos y el empleo de la madera o la biomasa forestal local.

Promoveremos, en colaboración con centros de reconocido prestigio en materia de ecología forestal, la Universidad del País Vasco y los Centros de Investigación Agrarios, un proyecto de investigación a largo plazo sobre ecología forestal con objeto de estudiar el ciclo biogeoquímico de las repoblaciones forestales en aras a conocer sus repercusiones reales sobre los nutrientes del suelo y sobre la biodiversidad.

Recursos Marinos

En lo que respecta a la política pesquera, constatamos que la flota pesquera vasca de altura es una importante fuente de empleo en nuestro litoral (Bermeo, Ondarroa, Pasaia) y sin embargo su actividad está contribuyendo al esquilmado de caladeros ubicados a lo largo y ancho de los océanos, una vez agotado el ecosistema marino cantábrico. Por el contrario nuestra flota de bajura, más intensiva en mano de obra y en principio menos dañina para los ecosistemas marinos (Mutriku, Orio, Getaria), agoniza entre la desidia de la Unión Europea y los bajos precios que impone el libre mercado.

En Elkarrekin Podemos optamos por una gestión de la pesca respetuosa con el ecosistema, que ayude a proteger las especies y hábitat sensibles, que mantenga las poblaciones de todas las especies en un nivel saludable, con la utilización de planes de gestión y métodos de pesca selectivos, que opere de manera social y económicamente justa y responsable y que informe siempre del origen de las capturas desde el punto de pesca hasta el de venta. Por eso, consideramos que es fundamental preservar nuestra flota de bajura, poniendo en práctica las siguientes medidas:

Declarar la franja costera de las primeras 6 millas comprendida entre el límite de aguas territoriales con Francia y el Norte-Sur del cabo de Punta Lucero como “Área Marina Protegida” y que, dentro de éste área, se declaren algunas Zonas de Reserva, en las que quedaría prohibida toda actividad extractiva. La constitución de este Área Marina Protegida contribuiría definitivamente a preservar todo el litoral y sus caladeros, siguiendo los principios de la nuevaPolítica de Pesca Común de la UE.

Las zonas del Área Protegida no declaradas como Zonas de Reserva estarían limitadas a la pesca con artes artesanales (anzuelo y nasas) y se regularía la actual flota con artes menores (redes) y de cerco, quedando excluida la pesca de arrastre. Además estudiaremos la posibilidad de limitar dichas zonas de pesca y elaborar un censo de buques autorizados, aplicando los cupos de pesca, las medidas de cierre temporal y las paradas biológicas (vedas estacionales) que establezcan las recomendaciones científicas para garantizar el aprovechamiento racional de los recursos existentes en nuestra plataforma litoral.

Solicitar al Ministerio la ampliación de las anteriores medidas a la franja costera de su competencia, situada entre las 6 y las 12 millas.

Estudiaremos la posibilidad de cambio del sistema de subastas, siendo éstas al alza y no a la baja como viene siendo habitual. Además estudiaremos la posibilidad de implantación de “precios de activación” para las principales especies comerciales tal y como existían en la UE hasta el año pasado, para asegurar una rentabilidad mínima de la actividad pesquera y dotaremos a los servicios de inspección pesquera de medios suficientes que les permitan controlar estrechamente la entrada en los mercados de Euskadi de capturas procedentes de terceros países que incumplan la normativa europea vigente, y que suponen una competencia desleal para nuestros arrantzales.

Se establecerán sistemas de apoyo técnico a las cofradías a través del Centro Tecnológico AZTI-Tecnalia para que implanten métodos de pesca más sostenibles y sistemas de detección más modernos y selectivos.

Estudiaremos la posibilidad de financiación de equipos de localización con sistemas de posicionamiento GPR y módulos de comunicaciones inalámbricas con el fin de recoger datos suficientes que permitan asistir a los arrantzales para promocionar el producto.

Por su parte, la flota vasca de altura habrá de estar sometida a un estricto control, que asegure un respeto escrupuloso de las normas de pesca internacionales, la explotación sostenible de los caladeros y de los intereses socioeconómicos de los países cercanos afectados. En particular, consideramos necesario poner en práctica las siguientes líneas de trabajo:

Supervisaremos, en colaboración con los entes con competencias en la materia, el cumplimiento de la normativa sobre desembarco, contabilización y control exhaustivo de los descartes en tierra, exigiremos el cumplimiento real de los totales admisibles de captura, cuotas y tallas de refenrencia para conservación y solicitaremos a la Unión Europea la prohibición a nivel internacional de las artes pesqueras más destructivas (redes de arrastre y de deriva). Mantendremos la exigencia al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente sobre la asistencia de representantes del Gobierno Vasco en las reuniones y discusiones de la Política Pesquera Comunitaria (PPC) o en cualquier otro foro relevante, para poder defender una política pesquera sostenible allí donde sea necesario.

Revisaremos y ampliaremos, con información del organismo científico competente, el catálogo vasco de especies amenazadas, introduciendo especies marinas, con vistas a su ampliación y sobre el cual se podrán determinar medidas encaminadas a regular su captura y retención por parte de los buques abanderados en puertos vascos.

Desarrollaremos una denominación de origen o etiqueta de calidad y sostenibilidad propia y con estándares públicos de los productos marinos para apoyar la valorización e internacionalización del producto local y en consecuencia, para incrementar beneficios en el sector.

Impulsaremos el desarrollo y la implementación de criterios de sostenibilidad en los futuros proyectos de acuicultura que, en su caso, se propongan, siguiendo las Directrices Europeas en esta materia.