Programa PODEMOS

I+D+i

Uno de los pilares del programa de Elkarrekin Podemos para las elecciones vascas es la reactivación económica para crear empleo, orientada hacia un nuevo modelo productivo y de consumo responsable, fomentando la salud y seguridad, lanzando nuevos productos y servicios innovadores al mercado que sean ambientalmente sostenibles. Para ello es esencial mejorar la capacidad innovadora de las PYMES.

Esto es solo posible con un fuerte apoyo a la innovación a través de la implementación de políticas decididas de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i), y promoviendo la influencia de la investigación y la innovación en la educación. Así, tanto los avances científicos y tecnológicos, como la innovación social y de gestión, deben revertir en la educación, trasladándose tanto al currículo escolar como a la organización y funcionamiento de los centros. Propuestas:

Revisaremos el papel de la Red Vasca de Ciencia, Tecnología e Innovación como agente dinamizador del sistema de I+D+i, para que sus proyectos y servicios respondan a las necesidades estratégicas de la sociedad vasca y a los criterios de sostenibilidad y cohesión social.

Proponemos que la suma de la inversión pública y privada para I+D+i equivalga al 3% del PIB de Euskadi. En las sociedades avanzadas la creación, difusión y utilización del conocimiento constituye la herramienta fundamental para el progreso cultural, económico y social de su ciudadanía. En ello nos jugamos nuestra competitividad y nuestro futuro.

Se impulsará una auténtica planificación estratégica que oriente las políticas de I+D+i hacia objetivos concretos, medibles y orientados en los planes estratégicos del Gobierno Vasco que permitan optimizar los recursos y la gestión del conocimiento.

En estos momentos de crisis es esencial redefinir un Plan estratégico que priorice los sectores más sostenibles (favoreciendo las sinergias entre las PYMES, Centros de Investigación, Parques Tecnológicos y Universidad). Este plan debe mejorar la articulación con el sistema productivo, desarrollando los mecanismos actuales de transferencia de los resultados de la investigación. Todo ello manteniendo el papel que debe tener en todo momento la investigación básica.

Se fomentará la creación de empresas de base tecnológica y spin-off en universidades y centros públicos de investigación. Aumentaremos la cultura de la innovación y cooperación entre empresas, mejorando la participación de las empresas en actividades de I+D+i, con la creación de espacios de innovación tales como pre-incubadoras, incubadoras y centros de empresas con crecimiento tutelado.

Apostamos por fortalecer la industria agroalimentaria y ganadera de carácter ecológica, apostando por la innovación y fortaleciendo la transferencia de conocimientos a centros de formación, empresas y autónomos con actividad en el medio rural.

El sector de la energía, en concreto las energías renovables, resulta estratégico para impulsar la trasformación del modelo productivo y la democratización de la energía.

Un tratamiento especial tendrá la coordinación de los ámbitos energéticos, materiales, sistemas constructivos y de edificación, favoreciendo la I+D+i relacionada con el comportamiento térmico de edificios, instalación de energías renovables y reducción de la dependencia energética.

La I+D+i en el sector de los servicios debe crecer para garantizar la calidad y favorecer el desarrollo tecnológico del mismo, necesidad obligada para ganar competitividad en los mercados exteriores.

Se desarrollará un programa de conocimiento y divulgación de la actividad científica, fomentando la atracción por la labor del personal investigador. Se realizará un programa de acercamiento de esta realidad a los centros educativos en todos sus niveles.

Se promoverán políticas de igualdad de género para compensar el menor porcentaje de mujeres que, disponiendo de formación científica y universitaria, opta por otras profesiones, dejando de aportar a la ciencia un valor absolutamente imprescindible.

Se apoyará decididamente la actividad investigadora en PYMES. Desarrollaremos un plan de incentivo de patentes. Se facilitará el acceso de las PYMES y micro PYMES a la solicitud de patentes, ayudándolas a su tramitación.

Se concentrarán los diferentes organismos, agentes e infraestructuras de soporte encargados de impulsar el Sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación, para evitar redundancias administrativas y financieras, haciendo más eficiente la gestión de las actuales estructuras.

Crearemos un Comité Científico para asesoramiento y coordinación entre Gobierno Vasco, diputaciones y centros de investigación públicos y privados, que elabore periódicamente listados de temas prioritarios en investigación.

Se realizarán estudios detallados respecto a necesidades empresariales de servicios tecnológicos. Se facilitará el intercambio y exposición de servicios por parte de las agentes innovadoras, favoreciendo ferias de la I+D y encuentros entre empresas y estructuras que generen conocimiento y desarrollos tecnológicos.

La oferta en sectores de tecnologías emergentes y TICs debe encontrarse en colaboración con la empresa privada. Las políticas de I+D+i deben ser favorecedoras de la equidad al tiempo que del crecimiento económico, siendo sostenibles y promoviendo la cohesión social.

Se contará con un modelo de evaluación riguroso que permita analizar el grado de cumplimiento de los objetivos. La evaluación de los resultados de la I+D+i será transparente transparente, correctora de posibles desviaciones, y se favorecerá la transferencia y difusión de resultados en nuestra comunidad.