Aire fresco

9 septiembre, 2016

Muchas veces hemos oído a representantes del partido en el Gobierno Vasco decir que en Euskadi “todo va bien”. Pero, si todo va tan bien…

¿Por qué no nos comparamos con los países europeos que deberían ser un referente para Euskadi? ¿Por qué se cierran empresas y se despide cientos de trabajadores y trabajadoras? ¿Por qué nuestros jóvenes tienen que irse a Londres, Berlín o incluso Madrid en busca de un futuro que aquí no tendrán? ¿Por qué hay 130.000 personas que salen todos los días a buscar trabajo y no lo consiguen?

Esta conclusión de que nada puede ir mejor les ha abocado a abandonarse al descuido, al conformismo y a desperdiciar una legislatura imprescindible en la que necesitábamos un Gobierno Vasco y un Parlamento activos, volcados en la elaboración de leyes y decretos que respondieran a las necesidades de la ciudadanía.

En Euskadi tenemos muchas cosas buenas, de eso no hay duda. Las ha hecho la sociedad vasca, con su trabajo y esfuerzos, las ha hecho nuestro tejido social, nuestra sociedad civil, el conjunto del pueblo vasco. Las instituciones vascas tienen la responsabilidad de velar y cuidar los frutos de ese trabajo, de cuidar nuestros servicios públicos, de velar por el cumplimiento de nuestros derechos conquistados, de asentar las bases de nuestra convivencia y de garantizar oportunidades para la mayoría.

En Euskadi afrontamos un tiempo importante, y ahora, más que nunca, necesitamos aire fresco para seguir avanzando social y democráticamente. Por Euskadi. Con la gente.

Nagua Alba
Secretaría General de Podemos Euskadi